El proceso de fotograbado es uno de los métodos más precisos de fabricación de piezas y componentes para empresas e industrias de todo el mundo. El proceso implica un método sistemático para garantizar que sus productos finales son de la calidad más alta posible.

A partir de la recepción del resumen inicial de diseño sabremos exactamente lo que esperan recibir nuestros clientes, incluido el material utilizado, las dimensiones de las piezas, el volumen y cualquier otro servicio posterior necesario tras el proceso inicial de grabado.

Limpieza del metal

Para garantizar la satisfacción del cliente debemos asegurarnos de que las láminas de metal que utilizamos están completamente limpias y sin impurezas antes de comenzar el proceso. Esto supone pasar las láminas de metal lentamente por soluciones de ácido y alcalinas y aclararlas antes de laminar, imprimir y desarrollar.

Preparación del metal

Después nuestros técnicos expertos aplicar un tratamiento protector UV fotosensible a ambos lados de la lámina de metal con ayuda de rodillos calientes. Se retira el exceso y el metal ya está listo para la siguiente etapa del proceso de grabado.

Es necesario aplicar el diseño sobre la lámina de metal con la ayuda de una fotoherramienta de dos caras que garantiza que los diseños coincidan con precisión a ambos lados del metal. La lámina, con el diseño ya aplicado, se expone a luz UV, lo que endurece el metal intacto y deja solo el perfil del diseño. Ahora la lámina está lista para el desarrollo.

Grabado del metal y aplicación de la capa protectora

La lámina de metal con el diseño ahora está lista para pasarla por una serie de lavados químicos.

El agente grabador químico principal que se utiliza es el cloruro de hierro que ataca el metal que no está protegido por el protector UV. Las láminas completas con sus múltiples partes se pasan a la vez con varias láminas en la cinta transportadora al mismo tiempo, lo que nos permite completar grandes pedidos en un plazo eficiente y rápido, independientemente del diseño.

Los diseños complejos y elaborados son igual de sencillos de fabricar que los más simples o grandes, sin perder precisión o calidad. La naturaleza del proceso de grabado con ácido es que siempre resulta en productos sin rebabas ni tensión.

Finalmente las piezas y los componentes grabados se colocan en bandejas de rejilla y se pasan por la cámara de decapado para retirar la capa protectora, dejando solo la base de metal.

Tras una meticulosa inspección para el control de calidad, todas las piezas fabricadas mediante el proceso de grabado por parte de nuestro equipo se someten a inspección mediante un avanzado equipo de inspección óptica automatizado CMM (máquina de medición por coordenadas) que es capaz de completar informes precisos del primer artículo.

Nos enorgullece comunicar que poseemos el estándar aeroespacial ISO AS9100C y el estándar 9001:2008, además de los estándares medioambientales ISO 14001:2004 y la aprobación de Rolls Royce.

El resultado final se envía al departamento de moldeado para el montaje, el chapado y el acabado o se empaqueta y envía al cliente, según se solicite.


Preguntas frecuentes

Si tiene preguntas, no dude en hacérnoslas llegar o visitar nuestra página de Preguntas frecuentes.

ver preguntas frecuentes >

Solicitar llamada >

Déjenos su información de contacto para obtener un presupuesto sin compromiso.

Solicitar llamada >

Pase a decirnos «Hola»

Póngase en contacto con nuestro equipo de servicio al cliente mediante correo electrónico o teléfono.

decir hola >
Check out my latest article: What is Photo Chemical Etching? https://t.co/AqBa1swKO2 via @LinkedIn
2:37 PM Jun 24th|@qualitetch

Suscribirse al boletín de noticias

Reciba nuestras noticias por correo electrónico, no compartiremos su dirección de correo




Gracias por suscribirse a nuestro boletín de noticias